• REVOL

Mi casa (que también es mi oficina) y yo

Nuestra vida no es la misma, nuestra casa ha cambiado y la forma de entenderla, concebirla, usarla y de desenvolvernos en ella, también. Estudios recientes avalan cómo nos comportamos: compramos productos básicos y frescos; apostamos por la cocina saludable y procedemos con reservas previas en tiendas y establecimientos; participamos del boom del comercio por internet, con la tecnología como foco clave y el auge del delivery; disparamos la venta de productos no perecederos, con gran conciencia por lo sostenible; consumimos marcas solidarias; pagamos con tarjeta o a través de móvil… Ya hemos hablado de los nuevos diseños que se esconden tras las casas del covid, pero ahora nos adentramos en una fórmula que ya no extraña a nadie: la ofi-casa. ¿DESCONECTAMOS? La base de todo sigue siendo el teletrabajo, pero la clave para que el cambio sea llevadero también está en nosotros. Afrontar el cambio y disponer de objetos y rincones que nos hagan desconectar es fundamental. No existen las ocho horas habituales de la jornada de trabajo convencional, no hay relaciones directas o contactos permanentes con jefes, compañeros, clientes o proveedores. ¿Es necesario vestirse para trabajar? ¿Perfumarse o ponerse reloj y zapatos? Nuestro hogar debe ser y será una oficina, un gimnasio, una escuela y un centro de ocio.


LA COMODIDAD FRENTE A LA SOCIEDAD Los looks relajados se refuerzan con la decoración slow de nuestra ofi-casa merced a velas, aromas y toda clase de piezas de decoración agradables y atrevidas que ahora se ven y se huelen más que nunca. Es la sociología que se esconde tras la pandemia. Y aunque una de cada tres personas reconoce tele-trabajar en pijama, la casa debe estar siempre lista. Para el espacio íntimo y relajante que ahora tienes de mesa de trabajo, dos consejos. ¿Qué tal una cálida alfombra a tus pies? El otro es algo más atrevido: ¿cómo ves si creas un fondo perfecto para las videollamadas con bajoplatos de fibra natural en la pared?






Busca la mejor versión de ti, atrévete con tu look -tanto el de arriba de la mesa que se ve como el que se esconde bajo ella- y apuesta por tu ofi-casa como esa obra que cuenta mucho de tu negocio y de tu forma de trabajar. La sostenibilidad del planeta y la economía circular han vencido frente a la habitual tiranía del “usar y tirar”. No se hable más: entre los rincones para nosotros puede haber cojines en un suelo más aprovechado que nunca, pufs repartidos para dar toques cálidos y música. Mucha playlist preparada para poner la banda sonora de una nueva jornada que ya empieza. “Chill out”… y “chill in”, porque el relax se vive y aprecia también en tus cuatro paredes.

¡Qué tengas un gran día!

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Madrid. España -  © REVOL 2020