Revol LogoMesa de trabajo 1 copia 4.png
Revol LogoMesa de trabajo 1 copia 4.png
Revol LogoMesa de trabajo 1 copia 4.png
Revol LogoMesa de trabajo 1 copia 4.png
Revol LogoMesa de trabajo 1 copia 4.png
  • REVOL

NOS PONEMOS AL DÍA. ¿CASA ANTIGUA? ¿NOS RENOVAMOS?



Pasan los años y esa casa que era la de nuestros sueños empieza a verse un poco usada, desgastada, incluso vieja. Es inevitable. No por ello menos querida, llega el momento en que toca pasar por boxes e introducir mejoras. A veces no es esta la circunstancia y todo viene provocado por la adquisición de un vivienda antigua o, mejor aún, llega una bendita herencia.


Sea cual sea el caso, también el complicado momento económico invita a pensar bien las cosas y darle una segunda oportunidad a esa casa que tantas alegrías nos ha dado. En REVOL nos adaptamos a todas las necesidades cambiantes y con la calidad y el mejor precio por delante, nos diferenciamos para dar con las mejores soluciones.


Para el reto de poner a punto una casa 20-25 años después de su compra, os damos unas ideas que esperamos que os ayuden y convenzan para decidiros por llamarnos o escribirnos ;-) ¡Esperamos estar a vuestro lado y seguir sumando puntos con nuestra experiencia para Renovar, Reparar, Recuperar, Reciclar o, simplemente, Reinventarnos!


Lo primero que nos gustaría transmitirte es que tienes que trabajar un poco, mirar y comparar para que se despierte en ti el reto de la “renovación”. Tu casa actual seguro que tiene mucho futuro y un montón de posibilidades que ahora aún ni siquiera puedes llegar a imaginar, pero unos pocos euros y muchas ganas y talento abren el horizonte una barbaridad. El cambio más importante que tendrás en la cabeza tras leer este artículo es que vamos a ganar muchos metros… ¡con la misma casa!

UNA REFORMA CON LOS PIES… ¡EN EL SUELO!


No es plan empezar la casa por el tejado, por lo que vamos al lado opuesto, al suelo. El cambio es aparatoso, sin duda, y pensar en todo lo que toca mover es heavy-heavy, pero con esto puede empezar una nueva etapa y una nueva forma de ver tu hogar. Además, es una de las mejores formas de ganar esa amplitud extra de la que te hablaba arriba. Está todo detrás de una sencilla decisión: usar el mismo suelo en toda ella.


En este campo los tiempos parecen que han dejado atrás los parquets -aptos para los más clásicos- y la moda industrial impone con fuerza materiales que pueden imitar al cemento. Pero los cerámicos dan para mucho más: su total versatilidad los hace “ser” madera o “ser” cemento cuando a ti te apetezca. Los tienes a tu disposición en un montón de acabados y calidades, permitiéndote usarlos incluso en baños, terrazas, interior o exterior, dando unas dimensiones más amplias a tu casa. A nuestro juicio, como va el mundo, la solución más sensata (qué no la mejor!).


Los más cómodos pueden recurrir al famoso “click” de los vinílicos (aunque la comodidad ya sabemos que tiene un precio) y los “enterados” te hablarán del microcemento. ¿Te suena? De interesantes características -tiene muchas posibilidades de diseño lo que te hace tenerlo en cuenta como un elemento más de la decoración del espacio que lo presente- y aplicado sobre tu viejo suelo, queda estupendo y es una solución duradera (golpes, arañazos, humedad o calor no se atreven con él) y resistente. La letra pequeña de este sistema se mide en “ceros”: una de las grandes desventajas frente a otros materiales es su elevado precio. Directamente, es más caro, pero indirectamente repercute en mayores costes, pues como su tiempo de aplicación y secado te puede llevar a perder una semana, la obra puede retrasarse considerablemente. Salvo que vivas en casa de un amigo, la broma puede ser importante. Otros pequeños inconvenientes hablan de su poca capacidad como aislante térmico y que, si se daña una zona, será prácticamente imposible volver a tener el mismo tono. ¡Abstenerse perfeccionistas!



RENOVAR = ¿REFORMAR?


Claro que sí. No hay porqué volverse locos. Sin duda. Antes de meternos en cocinas, hablar de baños o de una (posible) terraza, y seguir con la política de “sumar” euros, podemos pensar en “optimizar” al máximo muchas cosas que ya tenemos. La cabeza se usa para esto, ¿verdad? Nuestro lema ya habla de ello (Renovar, Reparar, Recuperar, Reciclar, Reinventar) y vamos a dar alguna idea. La primera habla del papel: nos encantan sus posibilidades y todo lo que ofrecen a las estancias en las que se usan, donde solo con cambiarlo ya parece que has hecho una gran reforma. Más sencillo imposible, si te dejan de gustar lo cambias y punto.


Otra posibilidad es pintar de nuevo -donde la tendencia propone medias paredes pintadas o paredes alternas-, añadir textiles (tapices o simples retales irregulares pueden dar mucho juego) y los cuadros. ¡Hemos tenido un proyecto donde todo una estancia se ha pensado desde el principio a partir de los cuadros! También nos encanta cuando los cuadros están en el suelo, apoyados en la pared, y la magia de los espejos grandes (segundo truco para “obtener” una casa más grande), estilo vestidor. Por poner una guinda, esta vez “reparadora” y “recuperadora”, ¿qué piensas de retapizar ese sofá y esas butacas antiguas que conservas? No tires nada sin pensar dos veces el coste de darles una nueva vida versus el de darte ese capricho que tanto te tienta. ¡La gente pensara que has hecho obras de entidad y solo has cambiado tres cosas!


A LAS PUERTAS DEL CIELO… COCINA O BAÑO


La coherencia predica la regla “suelo=puertas” Y es que las medidas y alturas han cambiado, oportunidad que permite quitar algunas puertas, (ahorrar dinero) y volver a ganar metros con espacios más abiertos, menos compartimentados. Cuando prefieras mantener la puerta, piensa en las correderas. Y si hay que mantener las antiguas, por gusto o necesidad (ojo porque no siempre es lo más barato), toca pensar en lacar, pintar, incluso cambiar las manillas. Otra forma de que, aunque parezca mentira, ¡son las mismas puertas!


Tras pasar las puertas, llegamos a la cocina y el baño, dos estancias que se suelen llevar buenos y generosos esfuerzos económicos en toda reforma que se precie. Puestos a actualizar el hogar, es la mejor oportunidad de ponerlos al día, sobretodo si has seguido nuestros consejos y los efectos del cambio del suelo han llegado a estos dos cuartos, pues será el mejor momento.


Reiteramos lo mucho que nos gusta el papel para los dos espacios, pero hay azulejos muy bonitos y baratos, en especial para los frentes de la cocina en las zonas de fregadero y vitrocerámica. Al pintar, pintura acrílica resistente a la humedad y la grasa. En ambos lugares, un simple cambio de grifos da otro look y con la sustitución de las fuentes de luz (las LED gastan mucho menos, también decídete por las bombillas de bajo consumo), puedes tener un considerable ahorro de dinero mes a mes. Si da para otra encimera bien, sino para la próxima. Idem en el baño con la mampara o el mueble del lavabo. Todo suma.

Esperamos que nos elijas para tus reformas porque en REVOL, la única razón de ser y estar trabajando, ¡eres TÚ y TUS proyectos!


¡GRACIAS POR TU ATENCIÓN!

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo